Le Havre, patrimonio mundial

Bassin du Roi et le quai Notre-Dame

Las dársenas históricas

Las dársenas du Roy, de la Barre y del Comercio darán la geografía y los primeros ejes de la trama urbana que servirán de base para la reconstrucción de la ciudad.

Esos enormes socavones en el suelo de la ciudad y el agua que se aloja, constituyen un hilo conductor físico entre la ciudad presente y su historia. Le Havre de la preguerra continua así existiendo, bajo un modo virtual, por la misma denominación de sus barrios, por su identificación y por sus límites. La memoria de este territorio perdido se tomó en cuenta de forma explícita por el equipo Perret en la elaboración de los grandes trazados de la reconstrucción.

Joseph Abram

La dársena del Comercio

En 1787 el ingeniero François Laurent Lamandé estableció un plan de extensión de la ciudad que dobla su superficie intramuros desplazando las fortificaciones 500 metros más hacia el norte. La dársena de Comercio construida en el corazón de la nueva ciudad, entró en servicio a partir de 1820. Es el lazo de unión entre la ciudad y el puerto en el siglo XIX. Su anchura sirvió de base para la definición de la trama urbana y de las manzanas.