Le Havre, patrimonio mundial

L'église Saint-Joseph

La iglesia Saint Joseph

Es la visita indispensable de la ciudad reconstruida. Esta obra maestra de Auguste Perret, les sorprenderá. Tomen la pena de entrar. Descubrirán una iglesia moderna majestuosa.

Con sus 12 768 vidrieras y sus paredes de hormigón, la iglesia Saint Joseph es un faro en el casco urbano. Al origen, este edificio fue erigido a la memoria de las víctimas de los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.

Visible a más de 60 km desde alta mar por tiempo despejado gracias a sus 110 metros de altura, la torre-linterna octogonal forma cuerpo con su base cuadrada que la une a la nave y al coro. Esta obra maestra del siglo XX les dejará sin aliento por su increíble belleza.

VIDEO

La luz bajo un nuevo ángulo – Las vidrieras de Margerite Huré.

Margerite Huré (1895-1967) es una pintora artista francesa y un maestro-vidriero considerada como la introductora de la abstracción en el dominio de la vidriera religiosa. La iglesia Saint Joseph es una de sus obras notables. Cuenta más de 12 768 cristales, aproximadamente la mitad es de colores y filtra la luz hacia el interior componiendo un juego de luz y color. Desde la entrada, se verán sorprendidos por este contraste interior/exterior. Las tonalidades de los cristales en función de la orientación y la organización siguen un simbolismo preciso de colores y de formas.

Obra póstuma de Auguste Perret

El estudio Perret se inspira de un proyecto no realizado de la iglesia Sainte Jeanne d’Arc en Paris para la construcción de una iglesia sobre plano centrado, coronada de una torre linterna, elemento emblemático de la reconstrucción. Las obras comienzan en 1951 y se acaban en 1957.

A la muerte de Auguste Perret en 1954, los arquitectos de su equipo terminaron este proyecto. Raymond Audigier continuó la obra del maestro con Georges Brochard y Jacques Poirier. Juntos acabaron el campanario el cual Perret imaginó que sería el primer monumento visible por los pasajeros que llegaban de los Estados Unidos.

La torre se acaba en 1957 y la iglesia se abre al público el 22 de marzo de 1959. El altar mayor y el palio de Guy Verdoia se añaden en 1964 al mismo tiempo que la consagración de la iglesia. Está inscrita como monumento histórico desde 1965.

INFORMACIONES PRÁCTICAS

Entrada libre

Abierta todos los días de 10h a 18h excepto durante las ceremonias

Diaporama