Le Havre, patrimonio mundial

Front de mer sud

El Front de mer sur

La construcción del Front de mer que fue realizada con las indemnizaciones de guerra por la Société Coopérative de Reconstruction François Ier. Es Pierre-Edouard Lambert quien estudio y puso a punto el plan masa así como los planos de este conjunto considerable para el que dirigió las obras. El 23 de diciembre de 1952, un decreto ministerial de Eugène Claudius-Petit dispensa el conjunto de manzanas del Front de mer sur de permiso de construir «debido a su carácter experimental».

Descripción del proyecto.

El nuevo plan de urbanismo definido por Auguste Perret para el centro-ciudad del Havre fue mantenido al interior del antiguo triángulo del centro-ciudad destruido cuyos extremos están señalados por conjuntos de talla monumental: el Front de mer al sur, la Porte Océane al oeste y la plaza del Hotel de Ville al norte. Este plano comprende dos tramas regulares ortogonales, una tiene por origen el eje de la rue de Paris, la otra el eje del bulevar François I.

El Front de mer sur, a lo largo del canal de acceso a las dársenas del puerto, de esta manera podía ser implantado perpendicularmente ya sea a una u otra de estas vías. La disposición final sigue la línea del muelle, como el alineamiento precedente, perpendicular al bulevar François I, a 45 grados de la rue de Paris. Habrían podido resultar edificios de planos triangulares o pentagonales pero la creación de una pequeña plaza rectangular, atravesada en diagonal por el extremo sur de la rue de Paris, permitió el encuentro de dos tramas y el acceso al muelle.

El Front de mer sur es un conjunto arquitectural espectacular que se despliega sobre unos 600 metros. Se compone de tres grandes salidas en forma de dientes formados por cuatro barras de cuatro pisos señalados por dos torres de 11 alturas, enlaces bajos o pasos cubiertos y por inmuebles de cinco pisos que señalan la entrada de la plazoleta hacia la rue de Paris y el Angulo terminal sobre el Bassin du Roi. El Front de mer sur inicia el cinturón de defensa de la ciudad contra el viento, señalando su composición con volúmenes más altos en forma de dientes.

El interior de las manzanas se estableció sobre una «greca», en la cual la distancia mínima entre los edificios es lo suficientemente amplia para conseguir una buena iluminación solar de los pisos ya que la mayoría poseen dos orientaciones.

Con el fin de reducir el coste y el tiempo de construcción se adoptaron una estructura de gran repetición y elementos estandarizados de prefabricación industrial. El Front de mer sur se edificó uniformemente con un armazón en hormigón armado sobre una trama cuadrada de 6,24 metros con suelos en hormigón armado y paneles de fachada mono bloques de poste a poste. El espesor de los edificios es de dos tramos con los sanitarios en el centro y ventilados por un conducto y no por ventanas como había sido reglamentado inicialmente por el Ministerio de la Salud pública (lo que permitió ganar una vivienda cada 200 m²).

En 1954, Pierre-Edouard Lambert justifica sus elecciones arquitecturales: «La estandarización muy extrema corría el riesgo de crear una gran monotonía en las fachadas, monotonía que el contraste de volúmenes no habría podido atenuar por completo, al menos a la escala de los viandantes y de los paquebotes. Por ello, hemos previsto, además de la arquitectura de base formada por los postes implantados sobre la trama, una variante compuesta de una serie de pequeños postes prefabricados, alzados de piso a piso y que constituyen un encadenamiento horizontal de estos pisos, una especie de viga peine. Estos pequeños postes dispuestos en contrapunto del ritmo de los postes, reciben el marco de una ventana o un relleno. Los entresuelos están compuestos con elementos de soporte variados según la importancia de su emplazamiento: el centro de la composición y la plazoleta al oeste, tienen columnas redondas o pilastras cuadradas, la parte comercial al este que exigía una gran superficie ha sido doblada por un juego de pilares pareados a lo largo de la fachada (repetición del contra orden)  formando pórticos.»

El elemento arquitectural de unificación es la planta baja realzada por un entresuelo, una formula flexible que se adapta tanto a comercios como a viviendas. La variación se obtiene por los dos sistemas de armazón, por los rellenos y los colores. Los techos de los pórticos de pasaje, las superficies de los balcones y las cornisas son de encofrado bruto. Las fachadas de la plazoleta están abujardadas. Los pasajes cubiertos están iluminados por bóvedas con placas de vidrio.

A excepción de las torres, las galerías no están situadas bajo los apartamentos de fachada del primer piso, sino bajo la terraza del entresuelo residencial. Toda la fachada del inmueble se encuentra al nivel establecido por los escaparates de las tiendas, las galerías solo tienen la altura de la planta baja. Tenemos así una diferencia entre la profundidad de la fachada de las torres que se encuentra debajo de las columnas y las fachadas de los edificios horizontales, tres metros más hacia el interior con respecto a las anteriores. Cada manzana comprende una entrada principal hacia la calle, una entrada trasera y entradas particulares en los patios jardín.

Los aspectos técnicos

El Front de mer sur constituye una de las primeras obras donde fueron aplicados los métodos de construcción industrializados. Si la trama de 6,24 metros, decidida por Auguste Perret, supone grandes ventajas, en cambio no se presta siempre a la realización de elementos estandarizados. Asi, Pierre-Edouard Lambert, estuvo obligado a hacer jugar esta estructura con las largas fachadas de barras de las cuales descompuso el armazón según dos sistemas de base: uno de postes, formando la cuadricula de base, siguiendo la rejilla de 6,24 metros, otro de pequeños postes prefabricados, en contrapunto a los postes. 

En el entre eje de 6,24 metros, el muro de fachada está compuesto de elementos «mono bloques«. Estos paneles d relleno son del tipo n°5 de los «Pocédés Agglogiro», patentados SGDG y aprobados por el MRL y el Centre Scientifique et Technique du Bâtiment. Están constituidos de una losa nervada en hormigón de 6 centímetros de espesor y revestimiento acabado en gravilla pulida hacia el exterior; de un cuerpo hueco en hormigón de puzolana prefabricado de 5 centímetros de espesor; de un segundo cuerpo hueco, idéntico al primero pero con un revestimiento de escayola en el medio. Los dos cuerpos huecos se mantienen separados por bloques de hormigón de escorias que determinan el espesor de la cámara de aire del aislamiento fónico. El procedimiento es económico ya que un panel de 3 vanos de 13,50 m² de superficie solo necesita un metro cúbico de hormigón y nueve kilos de enrejado metálico,  debido a los encuadrados importantes de las ventanas (marcos, dinteles y apoyos tienen 41 centímetros de ancho). Cada panel es vertido en un marco metálico regido, posado sobre el suelo, frente a su emplazamiento definitivo, luego se levanta y se instala en una sola pieza. El molde del marco de las ventanas está asegurado por dispositivos patentados que permiten un desencofrado fácil y rápido antes del secado del hormigón cuyo revestimiento puede ser tratado. Los marcos de las ventanas, prefabricados en hormigón armado vibrado, están sellados por colado.

Los suelos están formados por losas de hormigón armado y nervado. Los tabiques son de ladrillos macizos o huecos recubiertos de yeso. El aislamiento térmico de la terraza se efectúa con una capa de hormigón celular y la estanqueidad con asfalto.

El Front de mer sur produce una sucesión de puntos de vista, tanto desde el mar como desde los muelles. Su apariencia proviene de una mezcla entre el estilo de los ISAI de la plaza del Hotel de Ville y el estilo comerciante de la rue de París. La estética del Front de mer sur, su ritmo y su orden vienen de la aplicación  del Clasicismo Estructural definido por Auguste Perret. Pierre-Edouard Lambert supo establecer un vocabulario arquitectural adecuado con la estandarización y la producción en serie. Concibió aquí un sistema de pasajes iluminados por bóvedas de vidrio idéntico al utilizado en el patio del instituto de chicas (actual colegio Raoul Duffy)

Unos treinta arquitectos (entre los cuales Jacques Tournant, Adrien Brelet, Raymond Audigier, Jacques Lamy, Charles Fabre, Jean Le Soudier) y tres estudios de ingeniería (Alphe, Sogeti, André), así como el Centre scientifique et technique du bâtiment, trabajaron en la operación (1127 viviendas) bajo la dirección de Pierre-Édouard Lambert.